• LECTURA RECOMENDADA: "Los Caballeros de la Muerte", el autor te hace protagonista de la novela, no te la pierdas.
Inicio » LA HORA DE LOS BOLCHEVIQUES: Capítulo 2. TROTSKY DEJA NUEVA YORK PARA COMPLETAR LA REVOLUCIÓN

LA HORA DE LOS BOLCHEVIQUES: Capítulo 2. TROTSKY DEJA NUEVA YORK PARA COMPLETAR LA REVOLUCIÓN

Publicado el 29 de noviembre de 2021, 19:21

TROTSKY DEJA NUEVA YORK PARA
COMPLETAR LA REVOLUCIÓN

 

Tendrá usted una revolución, una terrible revolución. El
curso que tomará dependerá mucho de lo que el Sr.
Rockefeller le ordene hacer al Sr. Hague. El Sr.
Rockefeller es un símbolo de la clase gobernante
norteamericana y el Sr. Hague es un símbolo de sus
herramientas políticas.


Leon Trotsky, en el New York Times del 13 de Diciembre de 1938
(Hague era un político de Nueva Jersey).

 

 

En 1916, el año anterior a la Revolución Rusa, el internacionalista Leon Trotsky fue expulsado de Francia, oficialmente por su participación en la Conferencia de Zimmerwald pero también, sin duda, por sus inflamados artículos escritos para Nashe Slovo, un diario en lengua rusa impreso en París. En Septiembre de 1916 Trotsky fue amablemente escoltado por la policía francesa hasta la frontera con España. Pocos días más tarde, la policía de Madrid arrestó al internacionalista y lo alojó en una “celda de primera clase” a un costo de una peseta y media por día. Más tarde Trotsky fue llevado a Cádiz, luego a Barcelona para ser finalmente puesto a bordo del vapor español Monserrat. Trotsky y familia cruzaron el Océano Atlántico y arribaron a Nueva York el 13 de Enero de 1917.

¿Cómo hizo Trotsky – que sólo hablaba alemán y ruso – para sobrevivir en la Norteamérica capitalista? De acuerdo con su autobiografía, Mi Vida, “Mi única profesión en Nueva York fue la de un socialista revolucionario.” En otras palabras, Trotsky escribió artículos ocasionales para Novy Mir, el diario socialista ruso de Nueva York. No obstante, sabemos que el apartamento de la familia Trotsky en Nueva York contaba con una heladera y con teléfono y, siempre de acuerdo a Trotsky, la familia ocasionalmente viajaba en una limusina con chófer. Este modo de vida desconcertaba a sus dos hijos. Habiendo entrado en una casa de té, los dos muchachos le preguntarían a la madre: “¿Y por qué el chofer no entra con nosotros?” {[1]}

 

[1] )- Leon Trotsky, “My Life” (New York: Scribner's, 1930), Cap. 22.


«   »

Añadir comentario

Comentarios

Todavía no hay comentarios

Crea una página web gratis con Webador