• LECTURA RECOMENDADA: "Los Caballeros de la Muerte", el autor te hace protagonista de la novela, no te la pierdas.
Inicio » EL GOBIERNO ES EL PROBLEMA: CAP. 2 La falacia del buen gobierno

EL GOBIERNO ES EL PROBLEMA: CAP. 2 La falacia del buen gobierno

Publicado el 11 de diciembre de 2021, 22:31

El Gobierno es como un organismo vivo con instinto de crecimiento permanente, que si se le deja sin control acabará destruyendo la libertad humana. [37]
GARET GARRETT

 

Como ya hemos visto, el método del Gobierno para conseguir un fin siempre es la fuerza, así como el del mercado y sociedad civil son la negociación y voluntarismo. La imposición sin embargo tiene un problema, es impopular. Imponer las cosas tiene su truco, no es tan fácil como parece. Y aquí el Gobierno siempre tiene un reto. En muchas ocasiones tendrá que hacer leyes que favorezcan al lobby de turno, o comprar votos entre algún sector, o simplemente empezar algún proyecto corporativista para crecer. Raramente puede hacerlo sin más, primero tendrá que «vender» esa idea al ciudadano para que la medida no se vuelva en su contra. En este caso, los políticos solo han de hallar una excusa para imponer un mandato coercitivo como es la seguridad, el bien social, visión patriótica, «campeones nacionales»… Estas excusas son casi siempre falacias, esto es, mentiras populistas que suelen ocultar una realidad diferente. En este capítulo veremos, no las que más se usan, sino las más importantes que justifican las acciones coercitivas y expansivas del Gobierno.

NIRVANA

 

 

La falacia del Nirvana es un tipo de argumento (falso, por eso se le llama «falacia») que descubrió el economista Harold Demsetz [38] para referirse al error lógico en el que se comparan situaciones reales con alternativas utópicas, irrealizables e idealizadas. Por ejemplo, detectamos que algo va mal: «la bolsa baja». Solución del Nirvana: «prohibir las posiciones cortas», esto es, prohibir vender al descubierto (sin tener las acciones en la cartera propia). Consecuencias reales: pérdida de volumen de contratación —lo que la hace más manipulable— y las acciones siguen bajando igual [39]. De hecho, siempre que se ha implementado esta medida en España la bolsa se ha hundido en el día.

 

¡Subamos los impuestos a los ricos!

 

Imaginemos que al Gobierno se le ocurre la genial idea de subir el impuesto a los ricos para aumentar la recaudación. Muchos grupos celebrarán la medida, especialmente aquellos que fomenten la lucha de clases (odio entre la sociedad). ¿Qué ocurrirá? Que haciendo números, no parece que el aumento traiga muchos más ingresos.

Observe el gráfico inferior. Muestra lo que Hacienda ingresa por tramo de renta según el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) [40]. Los ingresos para el Gobierno de aquellos que cobran más de 60.000 euros, solo representan el 11 por ciento. Los que tienen unos ingresos superiores a 150.000 euros, representan el 2,5 por ciento. Y sobre el volumen total de ingresos que tiene el Gobierno, solo el 0,8% provienen de rentas superiores a los 601.000 euros.

 

 

Recordará el caso del impuestazo de François Hollande que situaba un tipo máximo para los ricos en el 75 por ciento. Mucho antes que la noticia se hiciera famosa por el cambio de nacionalidad del actor Gérard Depardieu, que ahora tiene pasaporte ruso, ya se habían ido miles de ricos a la vecina Bélgica. En julio de 2012 Bélgica afirmó que ya tenía en su país a más de 5.000 franceses ricos [41] . El alcalde de Londres, Boris Johnson, dijo incluso a los galos ricos que: «estamos en un mundo globalizado. Y si vuestro presidente no quiere empleos, oportunidades y el crecimiento que ustedes generan, nosotros sí». No es de extrañar que la ciudad tenga actualmente millares de ricos de origen francés.

Volviendo al caso de España. Como vemos en el gráfico, además, el grueso de los ingresos del Gobierno por declaración de renta no viene de los ricos, sino de la clase media (hasta 60.000 euros) que suma el 85 por ciento de la recaudación total. Los ingresos que consigue la administración por aquellos que tienen rentas superiores a 150.000 euros solo son del 3,3 por ciento sobre el total recaudado. Si aumentamos los impuestos a los ricos, no solo no conseguiremos un aumento recaudatorio significativo, sino que además se irán del país. Y si se van los ricos, ¿sabe qué va a pasar? Que solo quedaremos los pobres y entonces sí que habrá un problema.

 

[37] Insatiable Government. Garet Garrett. Evening Post. Junio de 1932.

[38] Information and Efficiency: Another Viewpoint. Harold Demsetz. Journal of Law and Economics, Vol. 12, No. 1. Abril de 1969.

[39] He escrito varias notas sobre las posiciones cortas en mi blog. Las puede leer en este enlace:

https://jorgevalin.wordpress.com/category/posiciones-cortas/

[40] Agencia Tributaria. Datos de 2010.

[41] Temor entre ricos franceses por las medidas fiscales de Hollande. Telam Economia. Argentina. 2011


«   »

Añadir comentario

Comentarios

Todavía no hay comentarios