• LECTURA RECOMENDADA: "Los Caballeros de la Muerte", el autor te hace protagonista de la novela, no te la pierdas.
Inicio » Dinero ex nihilo

Dinero ex nihilo

Publicado el 25 de marzo de 2022, 0:50

Los Rothschild controlan el sistema económico mundial y han acumulado su poder mediante robos y explotación. Todo su sistema se basa en un gigantesco fraude, puesto que no existe el dinero tal y como lo percibimos. Los billetes y las monedas que tenemos en el bolsillo no se respaldan en nada. Su valor sólo es el valor que nos hacen creer que tienen. Simplemente son trozos de papel sin valor (una nota promisoria o un pagaré) y piezas de metal adornadas para que les otorguemos importancia. Actualmente la mayor parte del dinero ni siquiera es algo que podamos tener. Sólo son cifras en una pantalla; un caudal o corriente (current-cy) en todos los sentidos. El «dinero» mediante aquello que denominamos «crédito», pero ¿qué es el crédito? Es una creencia, eso es todo, una creencia en su existencia. Los bancos no nos prestan nada y nosotros les pagamos fortunas por ello. Los linajes, especialmente los Rothschild, han controlado los gobiernos y los bancos durante siglos, y de este modo han podido dictar las leyes del sistema económico e introducir el llamado «banco de reserva fraccional», que permite que los bancos presten por lo menos el 10 por 100 más de su depósito. En otras palabras, prestan «dinero» que no tienen y que no existe -llamado «crédito»— y cobran intereses por ello. Cuando vamos al banco y pedimos un préstamo, por ejemplo, de 50.000 libras, tenemos que proporcionar una «garantía» y avalar con nuestra casa, nuestro terreno, nuestro coche o nuestra empresa, y eso es lo que el banco se quedará si no devolvemos dicho préstamo. ¿Qué nos da el banco a cambio de todo esto? Nada. Lo único que hace es teclear 50.000 libras en nuestra cuenta. Las 50.000 libras no existen en realidad, sino que es «crédito» inexistente. Oh, pero todavía hay más. Imaginemos que damos a alguien un cheque de 20.000 libras de nuestras 50.000 libras originales, y el destinatario deposita el dinero en otro banco. Ahora este segundo banco puede, legalmente, prestar un valor diez veces mayor de 20.000 a otras personas y cobrarles intereses. Cuando seguimos las 50.000 libras originales de un banco a otro, la cantidad de «crédito» que se crea a medida que circula por el sistema bancario es completamente descabellado. Y sólo hablamos de un solo préstamo creado de la nada. En otros libros he hablado sobre un documento llamado Quiet Weapons for a Quiet War (Armas silenciosas para una guerra silenciosa). Es un manual sobre cómo controlar el intelecto de la población con el uso de «armas silenciosas», como la manipulación mental y emocional. El documento destaca específicamente a Mayer Amschel Rothschild y el sistema económico energético que ha desarrollado. Dice lo siguiente:

El señor Rothschild prestó sus notas promisorias [«crédito» sin valor] a individuos y gobiernos y creó una excesiva confianza. Luego, provocó una escasez de dinero, aumentó el control del sistema y se quedó con los avales que figuraban en los contratos. El ciclo se ha perpetuado desde entonces. De este modo podía utilizar estas presiones para avivar una guerra. Así controlaba la disponibilidad de dinero para determinar quién ganaba la guerra. El gobierno que aceptara cederle el control de su sistema económico tenía su respaldo. Al ayudar económicamente al enemigo del deudor, se aseguró de quedarse las deudas.

Los beneficios logrados con esta metodología económica hicieron millonario al señor Rothschild y le dieron toda la capacidad posible para expandir su riqueza. Descubrió que la codicia de la gente permitiría que el gobierno imprimiera dinero sin límite, más allá del necesario para producir metales preciosos o bienes y servicios (producto interior bruto, PIB).

Así es como los Rothschild se han adjudicado los gobiernos y la mayor parte del mundo. Los intereses son el instrumento clave. Si el dinero circulara sin intereses y no existieran los intereses de ningún tipo, éste recuperaría su rol como unidad de intercambio de energía que supera las limitaciones de los trueques. Cuando uno introduce intereses es cuando empiezan los problemas, puesto que entonces está consiguiendo dinero a partir de dinero y éste deja de servir a las personas y las esclaviza. El sistema bancario de crédito/intereses significa que la unidad de intercambio por una actividad humana empieza a circular en forma de deuda desde el principio. Los gobiernos podrían crear su propio dinero libre de intereses para pagar los servicios públicos, pero en su lugar, lo toman prestado de los bancos y la población tiene que devolverlo, además de pagar los intereses. Lo mismo ocurre a nivel individual y de empresa. Los gobiernos no crean su propio dinero libre de intereses porque están controlados por las familias que también controlan los bancos, especialmente los Rothschild. Abraham Lincoln fue asesinado por los Rothschild cuando empezó a crear dinero libre de intereses, los llamados «Green backs», para financiar los estados del norte en la guerra civil estadounidense. Los Rothschild financiaron los dos bandos de la guerra civil, como hacen en todas las guerras que ellos mismos ingenian, pero finalmente Lincoln se negó a pagar sus elevados intereses. El sistema de los Green back funcionó tan bien que Lincoln consideró convertirlo en el medio permanente para las finanzas del Gobierno. Fue la peor pesadilla para los Rothschild, y el diario londinense The Times, controlado por los Rothschild, escribió:

En caso de que se imponga esta maliciosa política fiscal, que tuvo su origen en la República de Estados Unidos, ese Gobierno se proporcionará su propio dinero sin ningún coste. Saldará las deudas y dejará de estar endeudado. Tendrá todo el dinero necesario para mantener su comercio. Adquirirá una prosperidad sin precedentes en la historia de los gobiernos civilizados de todo el mundo. Los intelectuales y la riqueza de todos los países irán a Estados Unidos.

Ese Gobierno debe ser destruido o, de lo contrario, destruirá todas las monarquías del planeta.

Los Rothschild organizaron que John Wikes Booth asesinara a Lincoln y con él desapareció la política de los greenback. El 4 de junio de 1963 el presidente John F. Kennedy firmó la Orden Ejecutiva 11110 que permitía al secretario del Tesoro estadounidense emitir 429.000 millones de dólares sin intereses, llamados certificados de plata, que pasaron por encima de los Rothschild y de su «banco central» privado estadounidense, la Reserva Federal. El 22 de noviembre de 1963, Kennedy fue asesinado y su sucesor, Lyndon Johnson, que estaba involucrado én el asesinato, anuló esa política. JFK fue asesinado por muchos motivos, entre ellos por su oposición al programa nuclear israelí y a la intensificación de la Guerra de Vietnam. Lyndon Johnson, un títere de los Rothschild, respaldaba las dos cosas. El espectro del dinero sin intereses era, sin embargo, el motivo principal del asesinato de Kennedy, y los Rothschild han estado en guerra con los Kennedy desde entonces. Bobby Kennedy, el hermano de JFK, y su hijo, John Fitzgerald Kennedy Júnior, fueron otras víctimas de los asesinatos de los Rothschild. Algunos investigadores dicen que el Servicio de Inteligencia israelí, el Mosad, estuvo involucrado en el asesinato de JFK, y eso tendría mucho sentido. El Mosad, una de las organizaciones más malvadas de la tierra, no representa a Israel, sino a los Rothschild que poseen Israel. Por eso vemos a los presidentes, los primeros ministros y demás hacer lo que manden los Rothschild, puesto que saben cuáles son las consecuencias de no hacerlo. He descrito detalladamente los precedentes del asesinato de Kennedy en .. .And The Truth Shall Set You Free.


«   »

Añadir comentario

Comentarios

Todavía no hay comentarios

Crea una página web gratis con Webador