• LECTURA RECOMENDADA: "Los Caballeros de la Muerte", el autor te hace protagonista de la novela, no te la pierdas.
Inicio » ALIADOS CORPORATIVOS DE LA OFICINA SOVIÉTICA / BANQUEROS EUROPEOS AYUDAN A LOS BOLCHEVIQUES

ALIADOS CORPORATIVOS DE LA OFICINA SOVIÉTICA / BANQUEROS EUROPEOS AYUDAN A LOS BOLCHEVIQUES

Publicado el 29 de mayo de 2022, 20:40

El 1° de Febrero de 1920, la página principal del New York Times traía una nota remarcada afirmando que Martens iría a ser arrestado y deportado a Rusia. Simultáneamente, Martens era requerido como testigo ante un subcomité del Comité de Relaciones Exteriores del Senado que investigaba actividades soviéticas en los EE.UU. Después de quedarse quieto por unos días, Martens apareció ante el comité, alegó inmunidad diplomática y se negó a entregar papeles “oficiales” en su poder. Más tarde, después de una avalancha de publicidad, Martens “cambió de opinión”, entregó sus documentos y admitió haber realizado actividades revolucionarias en los EE.UU. con el fin último de derrocar al sistema capitalista.

Ante los medios noticiosos Martens se vanaglorió de que grandes corporaciones, los frigoríficos de Chicago entre ellos, estaban ayudando a los soviéticos:

De acuerdo con Martens, en lugar de insistir sobre propaganda entre los radicales y el proletariado, dirigió la mayor parte de sus esfuerzos en ganar para Rusia el interés de los grandes negocios y las grandes manufacturas, a los frigoríficos, a la United States Steel Corporation, la Standard Oil Company y otros grandes consorcios volcados al comercio internacional. Martens afirmó que la mayoría de las grandes firmas comerciales del país lo estaban ayudando en sus esfuerzos por lograr que el gobierno reconociese al gobierno soviético {[16]}.

Esta declaración fue ampliada por A.A. Heller, el agregado comercial de la Oficina Soviética:

“Entre las personas que nos están ayudando a obtener el reconocimiento del Departamento de Estado están los grandes frigoríficos de Chicago: Armour, Swift, Nelson Morris and Cudahy ... Entre otras firmas están ... la American Steel Export Company, la Lehigh Machine Company, la Adrian Knitting Company, la International Harvester Company, la Aluminum Goods Manufacturing Company, la Aluminum Company of America, la American Car and Foundry Export Company, y M.C.D. Borden & Sons." {[17]}

El New York Times verificó estas declaraciones y publicó los comentarios de las firmas mencionadas. “Nunca antes en mi vida escuché hablar de este hombre (Martens)”, declaró G. F. Swift, Jr., a cargo del departamento de exportaciones de la Swift & Co. “Estoy absolutamente seguro de que no hemos tenido ninguna clase de tratos con él.” {[18]} El Times agregó que O.H. Swift, el único otro miembro de la familia que también pudo ser contactado, “también negó tener conocimiento alguno de Martens, o su oficina en Nueva York.” La respuesta de Swift era evasiva en el mejor de los casos. Cuando los investigadores del Comité Lusk secuestraron los archivos de la Oficina Soviética, hallaron correspondencia entre esa oficina y casi todas las firmas mencionadas por Martens y por Heller. La “lista de firmas dispuestas a hacer negocios con la Oficina Soviética Rusa” compilada de estos archivos, incluye una entrada (página 16) de, “Swift & Company, Union Stock Yards, Chicago, Ill.”. En otras palabras, Swift había estado en comunicación con Martens, a pesar de su desmentida al New York Times.

El New York Times tomó contacto con la United States Steel e informó: “El Juez Elbert H. Gary manifestó anoche que carecía de fundamento la afirmación que la United States Steel haya tenido trato con el representante soviético.” Técnicamente, esto era correcto. La United States Steel no está listada en los archivos soviéticos, pero la lista sí contiene (pág. 16) una empresa afiliada: la "United States Steel Products Co., 30 Church Street, New York City".

La lista del Comité Lusk registra lo siguiente acerca de las otras firmas mencionadas por Martens y Heller: Standard Oil — no listada. Armour 8c Co., frigoríficos — listada como "Armour Leather" and "Armour & Co. Union Stock Yards, Chicago." Morris Go., frigoríficos, está listada en la página 13. Cudahy — listada en la página 6. American Steel Export Co. —listada en la página 2 como ubicada en el edificio Woolworth Building; se había ofrecido para comerciar con la URSS. Lehigh Machine Co. — no listada. Adrian Knitting Co. — listada en la página 1. International Harvester Co. — listada en la página 11. Aluminum Goods Manufacturing Co. — listada en la página 1. Aluminum Company of America — no listada. American Car and Foundry Export — la empresa más similar listada es "American Car Co. — Philadelphia." M.C.D. Borden & Sons —listada en la página 4 como ubicada en el 90 de la calle Worth Street.

Después, el sábado 21 de Junio de 1919, Santeri Nuorteva (Alexander Nyberg), confirmó en una entrevista periodística el papel de la International Harvester:

P: (por el periodista del New York Times): ¿Cuál es su función?

R: Director de compras para Rusia Soviética.

P: ¿Qué ha hecho usted para cumplir con su función?

R: Me he dirigido a industriales norteamericanos.

P: Nómbrelos

R: International Harvester figura entre ellos.

P: ¿Con quién se entrevistó usted?

R: Con el Sr. Koenig.

P: ¿Fue usted a verlo?

R: Sí.

P: Dénos más nombres.

R: He visto a tantos, cerca de 500 personas, y no puedo recordar todos esos nombres. Tenemos archivos en nuestras oficinas en dónde están consignados {[19]}.

En resumen, las afirmaciones hechas por Heller y por Martens en relación a sus amplios contactos con ciertas firmas norteamericanas están respaldadas por los archivos hallados en la Oficina Soviética. Por el otro lado, por motivos bastante obvios, estas firmas se mostraron reticentes a confirmar sus actividades.

 

BANQUEROS EUROPEOS AYUDAN A LOS BOLCHEVIQUES

 

Además de la Guaranty Trust y del banquero privado Boissevain en Nueva York, algunos banqueros europeos otorgaron una ayuda directa para mantener y expandir el control bolchevique sobre Rusia. Un informe de 1918 del Departamento de Estado procedente de la embajada norteamericana en Estocolmo detalla estas transferencias financieras. El departamento recomendó al autor del documento afirmando que sus “informes sobre las condiciones en Rusia, la expansión del bolcheviquismo en Europa, y las cuestiones financieras... han demostrado ser de gran ayuda al Departamento. El Departamento está muy conforme con vuestra eficaz gestión de los asuntos de la legación.” {[20]}

De acuerdo a este informe, uno de estos “banqueros bolcheviques” que actuaron a favor del emergente régimen soviético fue Dmitri Rubenstein, del ex banco Ruso-Francés de Petrogrado. Rubenstein, un asociado del notorio Grigori Rasputin, había estado en la cárcel de Petrogrado antes de la revolución en conexión con la venta de la Segunda Compañía Rusa de Seguros de Vida. El gerente y director de dicha compañía era John MacGregor Grant, domiciliado en el 120 de Broadway, Nueva York. Grant, a su vez, fue también representante del banco Ruso-Asiático de Putiloff. En Agosto de 1918 Grant quedó listado (por razones que no se conocen) en la “lista de sospechosos” de la Oficina de Inteligencia Militar {[21]}. Esto pudo haber sucedido porque Olof Aschberg, a principios de 1918, informó haber iniciado un crédito externo en Petrogrado “con el consorcio de John MacGregor Grant Co. el cual (Aschberg) financia en Suecia y que es financiado en Norteamérica por la Guarantee (sic) Trust Co. {[22]}” Después de la revolución Dmitri Rubenstein se mudó a Estocolmo y se convirtió en agente financiero de los bolcheviques. El Departamento de Estado consignó que si bien Rubenstein “no es un bolchevique, ha sido inescrupuloso en manejos de dinero y se sospecha que puede estar haciendo la contemplada visita a los EE.UU. en interés de los bolcheviques y pagado por ellos.” {[23]}

Otro “banquero bolchevique” de Estocolmo fue Abram Givatovzo, cuñado de Trotsky y Lev Kamenev. El informe del Departamento de Estado afirmaba que, mientras Givatovzo pretendía ser “muy anti-bolchevique” había, de hecho, recibido “grandes sumas” de dinero de los bolcheviques, vía un correo, para financiar operaciones revolucionarias. Givatovzo era miembro de un grupo que incluía a Denisoff del ex Banco Siberiano, a Kamenka del Asoff Don Bank y a Davidoff del Banco de Comercio Exterior. Este grupo fue el que le vendió las acciones del ex Banco Siberiano al gobierno británico.

Un banquero privado de la época del zar, Gregory Lessine, gestionó negocios bolcheviques a través de la firma Dardel & Hagborg. Otros “banqueros bolcheviques” nombrados en el informe son Stirrer y Jakob Berline, quien previamente – a través de su esposa – había controlado el Nelkens Bank de Petrogrado. Isidor Kon fue usado por estos banqueros como agente.

El más interesante de estos banqueros con base en Europa que operaron a favor de los bolcheviques fue Gregory Benenson quien antes había sido presidente del Banco Ruso-Inglés de Petrogrado – un banco que en su directorio incluía a Lord Balfour (Secretario de Estado de asuntos externos de Inglaterra) y a Sir I. M. H. Amory, así como a S. H. Cripps y a H. Guedalla. Benenson viajó a Petrogrado después de la revolución y luego procedió a Estocolmo. Un funcionario del Departamento de Estado declaró que llegó “a poner en mi conocimiento que había traído diez millones de rublos ya que me los ofreció por un alto precio para uso de nuestra embajada en Archangel.” Benenson había arreglado con los bolcheviques el cambio de 60 millones de rublos por 1.5 millones de libras esterlinas.

En Enero de 1919 los banqueros privados de Copenhague que estaban asociados a instituciones bolcheviques se alarmaron por rumores que decían que la policía política dinamarquesa había marcado a la legación soviética y a las personas en contacto con los bolcheviques para su expulsión de Dinamarca. Estos banqueros con gran premura intentaron sacar sus fondos de los bancos dinamarqueses –especialmente 7 millones de rublos del Revisionsbanken {[24]}. Asimismo, hubo documentos confidenciales que se ocultaron en las oficinas de la Compañía de Seguros Martin Larsen.

Por consiguiente, podemos identificar un patrón de conducta de asistencia por parte de banqueros capitalistas a la Unión Soviética. Algunos de ellos fueron banqueros norteamericanos, otros fueron banqueros zaristas exilados y domiciliados en Europa, y algunos fueron banqueros europeos. El objetivo común de todos ellos fue el lucro, y no la ideología.

Los aspectos objetables del trabajo de estos “banqueros bolcheviques” – como se los denominó – surge del contexto de los hechos que simultáneamente estaban ocurriendo en Rusia. En 1919 tropas francesas, británicas y norteamericanas estaban combatiendo contra tropas soviéticas en la región de Archangel. Por ejemplo, en un enfrentamiento durante Abril de 1919 las bajas norteamericanas fueron de un oficial, cinco hombres muertos y nueve desaparecidos {[25]}. Más aún: en un momento de 1919 el general Tasker H. Bliss, comandante norteamericano en Archangel, confirmó la afirmación británica de que: “Las tropas aliadas en los distritos de Murmansk y Archangel se hallaban en peligro de ser exterminadas a menos que fuesen rápidamente reforzadas.” {[26]} Los refuerzos se hallaban en camino bajo el mando del brigadier general W. P. Richardson.

Resumiendo, mientras la Guaranty Trust y firmas norteamericanas de primera fila estaban asistiendo a la formación de la Oficina Soviética en Nueva York, había tropas norteamericanas en conflicto con tropas soviéticas en Rusia del Norte. Más aún: estos conflictos eran diariamente informados por el New York Times, presumiblemente leído por estos banqueros y hombres de negocios. Aparte de ello, como veremos en el Capítulo 10, los círculos financieros que estaban apoyando a la Oficina Soviética de Nueva York también formaban parte en la misma ciudad de los “United Americans” (Norteamericanos Unidos) – una organización virulentamente anticomunista que predecía una revolución sangrienta, hambrunas masivas y pánico en las calles de Nueva York.

[16] )- New York Times, 17 de Noviembre de 1919

[17] )- Ibid.

[18] )- Ibid.

[19] )- New York Times, 21 de Junio de 1919

[20] )- Departamento de Estado de los EE.UU. Decimal File, 861.51/411, 23 de Noviembre de 1918

[21] )- Ibid., 316-125-1212

[22] )- Departamento de Estado de los EE.UU., Foreign Relations of the United States: 1918, Russia, 1:373

[23] )- Departamento de Estado de los EE.UU, 861.00/4878, 21 de Julio de 1919

[24] )- Ibid., 316-21-115/21

[25] )- New York Times, 5 de Abril de 1919

[26] )- Ibid.


« 

Añadir comentario

Comentarios

Todavía no hay comentarios

Crea una página web gratis con Webador