• LECTURA RECOMENDADA: "Los Caballeros de la Muerte", el autor te hace protagonista de la novela, no te la pierdas.

SOBERANOS E INTERVENIDOS: Sobre el proceso español: "Alemania absorbió a España en su zona de influencia en 1939..."

Publicado el 30 de noviembre de 2021, 12:19

La oferta de los sobornados, ante el éxito aliado en la guerra, fue tan lejos como para pedir un pacto, por escrito, al gobierno británico que garantizase el apoyo y la ayuda a los generales, cuando derrocasen al actual gobierno poniéndolo del lado de los Aliados.

Por entonces, el Reino Unido ya no decidía por sí mismo algo tan trascendente sin previo acuerdo con EEUU, que prepara desembarcar en el Mediterráneo meridional. El teniente-coronel Solborg, había sido requerido por los británicos para discutir en Londres aspectos de operaciones especiales, en coincidencia con el capitán Hillgarth, "para discutir de un capítulo adicional de esta tragedia, o mejor diría tragicomedia".

Los servicios secretos de EEUU estimaban que España estaba madura para un cambio interno, "la gente sencilla sufre, hay mucha hambre y miseria en todo el país " La situación es muy crítica y preñada de toda clase de posibilidades". Dos organizaciones detentan los resortes del Estado: Franco deberá decidir de qué lado se pone, del Ejército o de la Falange.

Los americanos habían decidido optar por un cambio limitado y controlado, tratando así de evitar las reacciones incertidumbres de un cambio bajo los auspicios de Juan March, consistente en sustituir a Franco por un hijo de Alfonso XIII. Casi les bastaría con marginar del poder a los germanófilos. Su jefe de partido, Serrano Suñer que tiraba abiertamente hacia el Eje, que gobernaba el Ministerio de la Gobernación y de Asuntos Exteriores, había sido desplazado de su cargo por la presión de los generales en mayo de 1941. Y para abril de 1942 se estimaba que eran bajas las posibilidades de que Alemania introdujese tropas en España. A juicio del teniente-coronel Solborg: "la invasión encontraría la resistencia de una guerra de guerrillas (...) el sentimiento popular es pro-Aliado, y uno o dos éxitos por nuestra parte va a poner por completo a este país en nuestro redil".

... Garcés se remonta a los siglos XVIII y XIX buscando un paralelo con las instalaciones en España de poderes rivales a Inglaterra. En 1700, con Felipe de Borbón, en 1808 con José de Bonaparte y un Godoy dando permiso a Francia para ingresar sus tropas en la Península. Tampoco EEUU estaba por asumir grandes riesgos. El 22 de mayo de 1942 Lauchlin Currie, consejero económico de Roosevelt, escribía al general Eisenhower, haciéndole partícipe de un pedido de españoles llamando a EEUU a realizar su proyectado desembarco en Europa por el país vasco "y de paso, apoyen un levantamiento contra Franco (...) los antiguos republicanos, muchos de los cuales sostienen guerrillas, se sublevarían para ayudar a los Aliados". El mando militar disuadió fácilmente a Currie de insistir en la idea. Un informe de la "inteligencia" norteamericana estaba alertando: "si España quedara envuelta en la guerra, surgiría una confusa situación política tanto dable de un levantamiento monárquico como de una sublevación republicana"...


«   »

Añadir comentario

Comentarios

Todavía no hay comentarios