• LECTURA RECOMENDADA: "Los Caballeros de la Muerte", el autor te hace protagonista de la novela, no te la pierdas.
Inicio » LA HORA DE TREVIJANO (IV LA VERDAD EN LA HISTORIA DE LA DEMOCRACIA)

LA HORA DE TREVIJANO (IV LA VERDAD EN LA HISTORIA DE LA DEMOCRACIA)

Publicado el 30 de noviembre de 2021, 20:24

Simón Bolívar, discípulo de Miranda, califica de «absurdidad clásica» la idea de Sieyès de atribuir toda la soberanía a una Asamblea Legislativa. Influido por la experiencia del Directorio francés y por la de Napoleón, adapta a las necesidades de América Latina el sistema de poder de la Constitución de Estados Unidos, al que llama «régimen federativo». En su proyecto, separa y divide los clásicos poderes del Estado, añadiendo un cuarto poder electoral. «De esta manera, un nuevo contrapeso es agregado para balancear el ejecutivo. Y el régimen se rodea de más garantías, goza de más popularidad y adquiere nuevos títulos de excelencia entre las más grandes democracias.»

Pero la derrota del «revolucionario» Napoleón por la Monarquía parlamentaria británica hizo caminar a la Restauración europea por derroteros de legitimidad tradicional. Aunque Chateaubriand dio relevancia a la Cámara de los Diputados para acercarse al modelo inglés, la realidad constitucional hasta la revolución de julio (1830) se basó en el principio de las Cartas otorgadas.

El Acta federal de 1815 determinó que en todos los Estados de la Confederación germánica habría «Constituciones estamentales». El adjetivo democrático aparece en 1827, cuando el barón de Gagern acuñó la expresión «Constitución representativa» para nombrar la forma mixta de gobierno, que parecía asegurar el equilibrio de la fórmula Corona, Lores, Comunes: «Está en la naturaleza de las fuerzas el que hayan de ejercitarse, y en la naturaleza del poder el que trate de extenderse. Para limitar esas fuerzas y poderes en el Estado, el elemento monárquico, aristocrático y democrático, de modo que se toleren entre sí, la mente humana ha creado, y la historia ha formado, el sistema de Constitución representativa.»

Pero el ascenso al poder político de la burguesía francesa en 1830, junto a las revoluciones socialistas y nacionalistas de 1848 en el continente europeo, dieron paso a dos concepciones de la democracia ideológica, inspiradas en la lucha de clases.

En ninguna de ellas se consideró a la democracia como forma de gobierno, sino como elemento, tendencia o principio igualitario que impulsaba a la revolución socialista o a la participación en las asambleas legislativas de regímenes dirigidos por un monarca constitucional como Luis Felipe, o por jefes carismáticos, como Napoleón III bajo la República y Bismarck bajo la Monarquía. FueMazzini quien enlazó lógicamente la República a la democracia.

La teoría política de la democracia se hizo en Europa filosofía de la historia con el francés Alexis de Tocqueville y el alemán Lorenzo von Stein. Contra la teoría del equilibrio trinitario de la Monarquía parlamentaria, el pensamiento de estos grandes escritores desarrolló,desde supuestos filosóficos opuestos, la idea dinámica o dialéctica de la democracia como elemento del dualismo constituyente de la Monarquía constitucional, concebida en función instrumental del destino histórico en la lucha del espíritu democrático contra el aristocrático (Tocqueville) o de la sociedad contra el Estado (Stein).


«   »

Añadir comentario

Comentarios

Todavía no hay comentarios