• LECTURA RECOMENDADA: "Los Caballeros de la Muerte", el autor te hace protagonista de la novela, no te la pierdas.
Inicio » LOS SERVICIOS SECRETOS EN ESPAÑA 1936-1995: Capítulo III, el Cincopuntismo

LOS SERVICIOS SECRETOS EN ESPAÑA 1936-1995: Capítulo III, el Cincopuntismo

Publicado el 6 de diciembre de 2021, 20:13

Con el nombre de "cincopuntistas" se denomina a una serie de militantes cenetistas que se pasaron a las filas del sindicalismo franco-falangista, Confederación Nacional de Sindicatos (CNS).

La CNS era la macroestructura sindical del aparato de estado franquista, dirigida por la Falange e inspirada en la ideología fascisto-falangista se caracterizaba por la negación de la lucha de clases y la agrupación "fraternal" en una sola organización sindical, (vertical), de empresarios y trabajadores; donde los intereses de unos y de otros no debían estar enfrentados sino ser comunes.

Hay que "verticalizar" a la CNT.
El primer intento de verticalización de la CNT desde dentro ya se intentó realizar con Juan Peiró al principio de los años 40, su negativa a colaborar le haría terminar sus días ante un pelotón de ejecución.

Ya en el año 1947, siendo secretario general de la CNT de España Marcos Nadal, se dan los primeros pasos por las autoridades franquistas para tratar de romper a la CNT ofreciendo al mismo Enrique Marcos la posibilidad de traspasar la CNS a la CNT. Este ofrecimiento contaba con la aprobación del general Franco y los encargados de transmitírselo al entonces secretario general de la CNT fueron Expedito Moya, responsable falangista y antiguo anarcosindicalista que poco después sufriría un atentado en el que recibió un tiro en el cuello, no se sabe si de falangistas o de anarcosindicalistas en contra del montaje, y Piñeiro1.

De todas maneras la cizaña estaba sembrada y el tiempo se encargaría de realizar su trabajo.

En las huelgas de los años 50 al 60, Cecilio Rodríguez del sindicato de construcción de la CNT de Madrid, Nicolás Mayo del metal y Rollano actuaron en las asambleas de "apagafuegos" con otros que se les unieron, se reunían en los despachos de la Delegación Nacional de Sindicatos de la CNS.

Royano llegaría a ser recibido en la CNT del exilio por el que era su secretario general Germinal Esgleas, presentándose ante el ML en Francia con el nombre de Romero.

La firma del pacto de los cinco puntos entre destacados militantes de la CNT del Interior y la CNS se sitúa en los meses de junio a julio de 1965, previamente Muñoz Alonso representante directo del ministro de Trabajo José Solís, exigió a los "cenetistas" negociantes la presencia del Comité Nacional de la CNT, uno de cuyos sectores "escindidos" con sede en Barcelona y del que era su secretario general Cipriano Damiano no quería saber nada de los contactos con los falangistas. La otra delegación del comité Nacional estaba en Madrid y de esta era su representante Royano, uno de los negociadores con los franquistas.

1 Los contactos llegaron a producirse hasta dentro de las prisiones donde se encontraban los militantes anarcosindicalistas. Las autoridades franquistas utilizaron todos los medios posibles para deshacer a la CNT.


«   »

Añadir comentario

Comentarios

Todavía no hay comentarios