• LECTURA RECOMENDADA: "Los Caballeros de la Muerte", el autor te hace protagonista de la novela, no te la pierdas.
Inicio » CAPÍTULO 3 EDUCACIÓN La buena formación no depende de las leyes / El gran absurdo: «educación gratuita y de calidad» / Cuánto pagamos

CAPÍTULO 3 EDUCACIÓN La buena formación no depende de las leyes / El gran absurdo: «educación gratuita y de calidad» / Cuánto pagamos

Publicado el 7 de enero de 2022, 23:59

«Todos tienen el derecho a la educación. Se reconoce la libertad de enseñanza. La educación tendrá por objeto el pleno desarrollo de la personalidad humana en el respeto a los principios democráticos de convivencia y a los derechos y libertades fundamentales. La enseñanza básica es obligatoria y gratuita. Los poderes públicos garantizan el derecho de todos a la educación…».

—Artículo 27 de la Constitución española

 

Está claro, creer que por ley nuestros chicos serán mejores, es caer la falacia del Nirvana. La educación del Gobierno no funciona. Según la publicación anual de 2012 realizada por la Unesco, Educación para Todos:

«[La educación en] España fue sin duda la peor afectada de todos los países del continente».

En nuestro país, y según esta organización, un tercio de los jóvenes con edades comprendidas entre 15 y 24 años dejaron los estudios antes de acabar la enseñanza secundaria. Para el resto del continente europeo las cosas tampoco fueron muy bien. Un 20 por ciento de los chicos europeos del mismo rango de edades tampoco acabaron sus estudios. Según el informe PISA [60] , España está por debajo de la media de los países de la OCDE en prácticamente todo. Tenemos el dudoso honor de tener a los jóvenes más repetidores del mundo. Nada más y nada menos que el 36 por ciento. Solo el 3 por ciento de los estudiantes españoles saca notas altas, frente al 8 por ciento de media de la OCDE.

Según el informe de 2012 de la organización International Association for the Evaluation of Educational Achievement (IEA) [61] , los alumnos españoles de cuarto de Primaria —niños de nueve años— suspenden en matemáticas, ciencias y comprensión lectora. Están a la cola de Europa. Más concretamente, España obtiene los peores resultados en matemáticas, con 482 puntos, muy por debajo de la media de la OCDE (522) y de la UE (519). En ciencias, las cosas no mejoran mucho. Obtiene 505 puntos, por debajo otra vez de la UE (521) y la OCDE (523). Y lo más triste, la proporción de estudiantes excelentes en ciencias es del 4 por ciento, mientras que en la OCDE es del 7 por ciento. Estos datos son especialmente preocupantes ya que estamos hablando de niños de nueve años. Es decir, si empiezan con mala base, no es de extrañar que el resto salga todo mal.

 

El gran absurdo: «educación gratuita y de calidad»

 

Con los continuos recortes del Gobierno una multitud de personas han salido a la calle pidiendo una «educación gratuita y de calidad». Espero que los profesores de economía no reclamaran lo mismo porque eso demostraría el poco conocimiento que tienen sobre su materia. Aunque viendo los resultados de los jóvenes y niños, no sería de extrañar.

No se engañe y que no le engañen. Si una cosa es gratis es que no vale nada. ¿Cree que la educación no vale nada? No, usted valora la educación de su hijo, por eso lo lleva al colegio y le enseña. De hecho, la gente la valora tanto que está dispuesta a desviar parte de su salario de forma voluntaria para pagar un colegio a sus hijos en la economía privada.

El aire es gratis porque no vale nada. Hay en exceso. El agua es gratis porque también hay en exceso [62] . La arena de la playa es gratis porque nadie la quiere. Lo gratis simplemente no tiene valor. Eliminar el pago–por–uso para sustituirlo por otro sistema de financiación no tiene nada que ver con la gratuidad de las escuelas. Solo es una forma de esconder el coste.

En una situación de monopolio no puede haber calidad porque no hay competencia. ¿Con qué comparamos la calidad? Las escuelas de Estados Unidos están mucho menos intervenidas que las de aquí y son las que mejores resultados ofrecen a sus niños y jóvenes cuando se hacen mayores. No puede haber calidad si el Gobierno crea proyectos docentes diciendo qué enseñar y qué no. No hay libertad de elección de los padres, ni de las escuelas. La educación en España es de las peores del mundo porque es una donde el Gobierno más interviene.

 

Cuánto pagamos

 

Según el Ministerio de Educación, el gasto público en educación para el conjunto de las administraciones y universidades en el periodo 2011 fue de 52.000 millones de euros [63] . Eso significa que cada familia española paga más de 3.000 euros al año tengan o no hijos. Vayan o no a la escuela pública. Sean los chicos universitarios o no. Los que tienen hijos pequeños pagan a los universitarios, y los universitarios a los que no lo son. Los pensionistas también pagan la educación y hasta los parados.

Y pese a que en los dos últimos años el presupuesto de la administración ha bajado, no ha hecho más que dispararse en el largo plazo. Entre los años 2001 y 2011 el gasto ha aumentado un 170 por ciento. La educación pública del Gobierno hipoteca su vida para siempre quiera o no. Vamos a estar pagando durante toda la vida la educación de los hijos de otras personas.

Hagamos un simple ejercicio de cuánto pagaremos por esta educación "gratuita”. Si mantenemos ceteris paribus en las condiciones de lo que usted está desembolsando ahora al Gobierno por la educación, y le añadimos una inflación media anual del tres por ciento; a lo largo de su vida usted habrá aportado un importe superior a los 260.000 euros al sistema «gratuito» de educación. Con ese dinero podría llevar a su hijo a Harvard varias veces, apuntarse usted mismo y aún le sobraría dinero para un par de coches y gasolina para toda la vida. ¿Sigue pensando que la educación del Gobierno es “gratis»?

De todo este dinero recaudado en el concepto de educación, dos terceras partes se van a sueldos. Los profesores de la educación gubernamental no tienen un salario de libre mercado, sino que está puesto a dedo por los políticos, y teniendo en cuenta que son una gran fuente de votos, los burócratas siempre les pagarán por encima de lo que lo haría el libre mercado en las mismas condiciones. De hecho, como afirma Jesús Pueyo, secretario general de la Federación de Sindicatos Independientes de Enseñanza (FSIE), no solo cobran menos los profesores de la privada, sino que trabajan más:

 

«Los profesores de los centros concertados dan unas 25 horas a la semana [a los alumnos], frente a las 21 horas que van a dar ahora los de los centros públicos. En el caso de los colegios privados las horas lectivas asciende hasta las 27 semanales. Los profesores de los centros concertados y privados no solo trabajan más sino que también cobran menos. En el caso de los concertados las diferencias salariales con los públicos oscilan entre un 2 y un 10% menos. En el caso de los centros [puramente] privados, los profesores cobran como mínimo un 10% menos que en los públicos» [64] .

 

Pero el drama económico aún es mayor. Muchas administraciones no saben manejar el dinero que tienen y lo gastan como les da la gana generando entre el colectivo de profesores una gran incertidumbre. Por ejemplo, la Junta de Andalucía debe más de 90 millones de euros a los centros concertados [65] . La Generalitat de Cataluña debía en junio de 2012, unos 2,5 millones de euros a las guarderías concertadas [66] . La misma Generalitat adeuda cuatro meses a las escuelas concertadas que se traduce en 36 millones de euros pendientes de pago para el funcionamiento de 800 colegios [67] .

 

[60] El Informe del Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes (Informe PISA) se basa en el análisis del rendimiento de estudiantes a partir de unos exámenes homogéneos a nivel mundial. La prueba se hace cada tres años y tienen como fin la valoración internacional de los alumnos. Las pruebas se hacen en 62 países y participan entre 4.500 y 10.000 estudiantes.

[61] La IEA es un conjunto de organizaciones que opera a nivel internacional para llevar a cabo estudios a gran escala comparativos de rendimiento educativo y otros aspectos de la educación.

[62] Nosotros no pagamos por el agua del grifo o embotellada, sino por el coste de transportarla, depurarla, envasarla y llevarla donde nosotros la adquirimos.

[63] Para un detalle más exhaustivo consultar también Datos y Cifras Curso escolar 2011/2012. Ministerio de Educación.

[64] Declaraciones recogidas por el diario Te Interesa.es |Educa | Laura Martínez . 22/05/2012.

[65] La Junta de Andalucía debe más de 90 millones a los centros concertados. La Razón. 15/10/2012

[66] La Generalitat debe 2,5 millones a guarderías concertadas. El País. 29/09/2012.

[67] La Generalitat acumula cuatro meses de impago a las escuelas concertadas. El Mundo. 23/12/2012.


«   »

Añadir comentario

Comentarios

Todavía no hay comentarios

Crea una página web gratis con Webador