• LECTURA RECOMENDADA: "Los Caballeros de la Muerte", el autor te hace protagonista de la novela, no te la pierdas.
Inicio » Capítulo 5 LA MISIÓN DE LA CRUZ ROJA NORTEAMERICANA EN RUSIA – 1917

Capítulo 5 LA MISIÓN DE LA CRUZ ROJA NORTEAMERICANA EN RUSIA – 1917

Publicado el 12 de febrero de 2022, 23:45

Alan Wardwell, quien también fue comisionado delegado y secretario de la presidencia, era un abogado del estudio jurídico de Stetson, Jennings & Russell domiciliado en Broad Street 15, Nueva York. H. B. Redfield era el secretario jurídico de Wardwell. El Mayor Wardwell era el hijo de William Thomas Wardwell, durante largo tiempo tesorero de la Standard Oil de New Jersey y de la Standard Oil de Nueva York. Wardwell padre fue uno de los firmantes del famoso acuerdo del Standard Oil trust, miembro del comité para organizar las actividades de la Cruz Roja en la guerra hispano-americana y director del Greenwich Savings Bank. Su hijo Alan no sólo era director del Greenwich Savings sino también del Bank of New York and Trust Co. y de la GeorgianManganese Company (junto con W. Averell Harriman, un director de la Guaranty Trust). En 1917 Alan Wardwell estaba asociado con Stetson, Jennings & Russell y más tarde se unió a Davis, Polk, Wardwell, Gardner & Read (Frank L. Polk fue Secretario de Estado durante el período de la Revolución Bolchevique). El Comité Overman del Senado notó que Wardwell era favorable al régimen soviético, a pesar de que Poole, el funcionario del Departamento de Estado que se hallaba presente, apuntó que: “el mayor Wardwell, de todos los norteamericanos, es quien tiene el más amplio conocimiento sobre el terror.” (316-23-1449). Durante la década del 1920 Wardwell estuvo activo con la Cámara de Comercio Ruso-Norteamericana (Russian-American Chamber of Commerce) promocionando objetivos comerciales soviéticos.

El tesorero de la misión fue James W. Andrews, auditor de Liggett & Myers Tobacco Company de St. Louis. Robert I. Barr, otro miembro, está listado como comisionado delegado; era vicepresidente de la Chase Securities Company (120 Broadway) y del Chase National Bank. A cargo de la publicidad está listado William Cochran del 61 de Broadway, Ciudad de Nueva York. Raymond Robins, un promotor minero, resultó incluido como comisionado delegado y descripto como “un economista social”. Por último la misión incluyó a dos miembros de la Swift & Company of Union Stockyards, Chicago. Los Swift ya han sido mencionados previamente como conectados con el espionaje alemán en los EE.UU. durante la Primera Guerra Mundial. Harold H. Swift, comisionado delegado, era el asistente del vicepresidente de la Swift & Company; William G. Nicholson también estaba con la Swift & Company, Union Stockyards.

Después de su arribo a Petrogrado a la misión se le agregaron extraoficialmente dos personas más: Frederick M. Corse, representante del National City Bank en Petrogrado; y Herbert A. Magnuson quien fue “muy altamente recomendado por John W. Finch, el agente confidencial en China del Coronel William B. Thompson. {[4]}

Los Documentos Pirnie (“Pirnie Papers”) depositados en la Hoover Institution, contienen principalmente material sobre la misión. Malcolm Pirnie fue un ingeniero empleado por la firma Hazen, Whipple & Fuller, ingenieros consultores domiciliados en la Calle 42, Ciudad de Nueva York. Pirnie fue un miembro de la misión, listado en un manifiesto como asistente en ingeniería sanitaria.  George C. Whipple, un socio de la firma, también estaba incluido en el grupo. Los Documentos Pirnie contienen un telegrama original de William B. Thompson, invitando al asistente ingeniero sanitario Pirnie a reunirse con él y  con Henry P. Davison, presidente del Consejo de Guerra de la Cruz Roja y socio de la firma J.P. Morgan, antes de partir hacia Rusia. El telegrama dice lo siguiente:

 

TELEGRAMA WESTERN UNION Nueva York, 21 de Junio de 1917

A Malcolm Pirnie

Me complacería mucho que cene conmigo en el Metropolitan Club, Calle Dieciséis y Quinta Avenida, Nueva York, a las ocho horas de mañana viernes por la noche para encontrarse con el Sr. H. P. Davison.

W. B. Thompson, Wall Street 14.

Los archivos no permiten esclarecer por qué Davidson, socio de Morgan, y Thompson, director del Banco de la Reserva Federal – dos de los financistas más destacados de Nueva York – querían cenar con un asistente de ingeniería sanitaria a punto de partir para Rusia. Los archivos tampoco explican por qué, más tarde, Davison no pudo reunirse con el Dr. Billings, ni con la comisión misma; ni tampoco por qué fue necesario avisarle a Pirnie de esta imposibilidad. Pero podemos presumir que la cobertura oficial de la misión – actividades de la Cruz Roja – tuvo un interés significativamente menor que las actividades de Thompson-Pirnie, cualesquiera que éstas hayan sido. Sabemos de Davison le escribió al Dr. Billings el 25 de Junio de 1917:

Estimado Doctor Billings:

Es una decepción para mí y para mis asociados del Consejo de Guerra el que no nos hayamos podido reunir con el cuerpo de los miembros de su Comisión

....

Una copia de esta carta le fue enviada también al asistente de ingeniería sanitaria Pirnie con una carta personal del banquero de Morgan, Henry P. Davison, que decía:

Mi estimado Sr. Pirnie:

Estoy seguro que entenderá la razón de la carta al Dr. Billings, copia de la cual se adjunta, y que aceptará el espíritu en el cual ha sido enviada ....

El propósito de la carta de Davison a Billings fue el de pedirle disculpas a la Comisión por no haber podido reunirse con ella. Estaríamos, pues, justificados en suponer que se hicieron algunos arreglos más profundos por parte de Davison y Pirnie concernientes a las actividades de la misión a Rusia y que estos arreglos eran del conocimiento de Thompson. La probable naturaleza de estas actividades se describirá más adelante. {[5]}

La Misión de la Cruz Roja Norteamericana (o quizás deberíamos llamarla la Misión de Wall Street a Rusia) también empleó a intérpretes para los idiomas ruso e inglés. Fueron: el capitán Ilovaisky, un bolchevique ruso; Boris Reinstein, un ruso-norteamericano, más tarde secretario de Lenin y titular de la Oficina de Propaganda Internacional de Karl Radek – que también empleó a John Reed y a Albert Rhys Williams – y Alexander Gumberg (alias Berg, de nombre verdadero Michael Gruzenberg), quien era hermano de Zorin, un ministro bolchevique. Gumberg fue también el principal agente bolchevique en Escandinavia. Más tarde se convirtió en asistente confidencial de la Floyd Odium de Atlas Corporation en los EE.UU. así como en asesor de Reeve Schley, un vicepresidente del Chase Bank.

De paso, cabría preguntarse: ¿Qué tan útiles fueron las traducciones suministradas por estos intérpretes? El 13 de Septiembre de 1918, H. A Doolittle, vicecónsul norteamericano en Estocolmo, le informó al Secretario de Estado sobre una conversación mantenida con el capitán Ilovaisky (que era un "íntimo amigo personal" del coronel Robins de la Misión de la Cruz Roja), concerniente a una reunión entre el Soviet de Murman y los Aliados. La cuestión de invitar a los Aliados a instalarse en Murman estuvo bajo discusión en el Soviet, con el mayor Thacher de la Misión de la Cruz Roja representando a los Aliados. Ilovaisky tradujo las opiniones de Thacher para los soviéticos. “Ilovaisky habló durante un buen rato en ruso, supuestamente traduciéndolo a Thacher pero en realidad traduciendo a Trotsky... “ a los efectos que “los Estados Unidos nunca permitirían que ocurra esa instalación y urgiendo el rápido reconocimiento de los soviéticos y de sus políticas” {[6]}. Aparentemente Thacher sospechó que lo estaban traduciendo mal y expresó su indignación. No obstante, “Ilovaisky inmediatamente telegrafió lo esencial al cuartel general bolchevique y, a través de su oficina de prensa, lo hizo publicar en todos los diarios como algo que emanaba de los comentarios del mayor Thacher y como una opinión general de todos los representantes norteamericanos auténticamente acreditados” {[7]}.

A Maddin Summers, cónsul general norteamericano en Moscú, Ilovaisky le comentó varios casos en los que él (Ilovaisky) y Raymond Robins de la Misión de la Cruz Roja habían manipulado en la prensa bolchevique, especialmente “respecto de la remoción del embajador, el Sr. Francis”. Ilovaisky admitió que no habían sido escrupulosos, “sino que actuaron de acuerdo con sus ideas acerca de lo correcto, sin consideración por cómo ello podía entrar en conflicto con las políticas de los representantes norteamericanos acreditados” {[8]}.

Ésta fue, pues, la Misión de la Cruz Roja a Rusia en 1917.

 

[4] )- Informe de Billings a Henry P. Davison, 22 de Octubre de 1917, Archivos de la Cruz Roja Norteamericana.

[5] )- Los Documentos Pirnie nos permiten también fijar exactamente las fechas en que los miembros de la misión abandonaron Rusia. En el caso de William B. Thompson, esta fecha es crítica para el argumento de este libro: Thompson dejó Petrogrado en dirección a Londres el 4 de Diciembre de 1917. George F. Kennan afirma que Thompson se fue de Petrogrado el 27 de Noviembre de 1917 (Russia Leaves the War, p. 1140)..

[6] )- Departamento de Estado de los EE.UU. Decimal File, 861.00/3644

[7] )- Ibid.

[8] )- Ibid.


«   »

Añadir comentario

Comentarios

Todavía no hay comentarios